Licantropía, literatura, cine, juegos de rol… y otros delirios

Saga de Hispania, la lucha contra un imperio

El portugués João Aguiar ha dejado un fascinante legado a todos los interesados en la historia y la cultura de la Hispania prerromana en forma de una trilogía literaria. Oficialmente no conforman ninguna saga, por ser tres novelas independientes, pero que se complementan muy bien entre sí al ofrecer un fascinante desarrollo histórico desde varias perspectivas distintas.

A través de los ojos de diversos personajes nativos, el autor ofrece narraciones de trasfondo histórico magníficamente documentadas (si bien contienen especulaciones y ciertas licencias, como ya indica con detalle) sobre la ocupación romana de la Península Ibérica y los esfuerzos de las tribus nativas por hacer frente al avance de sus legiones. A este respecto, se ofrece toda una pléyade de nombres y lugares, algunos ficticios y otros tantos desarrollados sobre una base histórica.

El estilo narrativo, empleando la primera persona en dos de los libros, resulta ameno y sencillo de leer, hasta el extremo de resultar en ocasiones un tanto novelesco e incluso informal pese a que pretende reflejarse un cierto tono documental. El autor evita las frases rimbombantes y los diálogos grandilocuentes tan característicos en este género, logrando en cambio que haya quien otorgue el calificativo de “novela ligera” a algunas de las entregas.

Asimismo, en determinadas ocasiones se echa en falta una mayor cantidad de detalles, particularmente en el devenir de los combates (que suelen limitarse a indicar el resultado de los mismos), si bien algunas descripciones resultan muy evocadoras, destacando las que se refieren a parajes naturales y algunas ceremonias. Probablemente sea así porque el escritor prefiere centrarse en los personajes más que perderse en los detalles, tanto a un nivel colectivo como individual, tratando sobre sus pasiones, costumbres y ceremonias.


Viriato. Iberia contra RomaViriato. Iberia contra Roma

Primera incursión en el terreno literario de un, hasta entonces, periodista que no pretende ser una biografía profunda o un análisis complejo de la figura histórica de Viriato. No es éste el protagonista absoluto del relato, sino un nativo llamado Tongio que hace las labores de narrador, alternando su propia historia personal con las idas y venidas del líder lusitano (y es que el título original, A voz dos deuses ni siquiera hace referencia al héroe lusitano).

Es evidente la admiración que despierta el caudillo lusitano en el autor, pues ya en su primer encuentro con el personaje principal, donde es apenas el jefe de una pequeña banda, aparece casi como un héroe de la mitología clásica, una figura imponente y carismática rodeada (figurativamente) por una aureola sagrada.

En un análisis muy superficial puede considerarse un cierto maniqueísmo en los bandos, siendo lusitanos, vetones y otras etnias locales meros luchadores por su libertad frente a la opresión del invasor, mientras que los romanos (y los tres traidores) aparecen como individuos despreciables cuyas únicas preocupaciones son el saqueo y el botín (incluso los cartagineses -se llega a decir- fueron menos perversos, pues aquellos al menos no ambicionaban poseer las tierras). Pero dejando a un lado individuos concretos, más bien ocurre al contrario, pues Viriato habla de algunos generales enemigos como hombres honorables y de palabra, mientras que el propio Tongio manifiesta su aversión ante los sacrificios humanos que practica el pueblo lusitano y el descontrolado pillaje que a menudo cometen las huestes ibéricas incluso contra sus propios vecinos, con la aprobación explícita de sus caudillos.


El río sagradoEl río sagrado

En un tiempo convulso, marcado por el hostil encuentro de los pueblos hispanos con la poderosa Roma, nace un débil muchacho llamado Turio en el seno de una tribu bracarense. Carente de la naturaleza de guerrero innato de su hermano, ha sido, sin embargo, elegido por los dioses tribales para transmitir sus mensajes proféticos al pueblo que les venera. La mayor parte de la historia transcurre en el asentamiento, con ocasionales escaramuzas en poblaciones rivales e incursiones contra las legiones romanas, que marcarán el destino de la población local.

Es la única entrega de la saga que no está basada en la vida de un personaje popular y quizá por ello la que más adolezca de una historia que realmente atrape al lector, probablemente llegando a producirle sentimientos encontrados. De un lado, el desarrollo de la trama se hace un tanto pesado, resultando las escenas bélicas particularmente insulsas, faltas de viveza; mientras que el don profético del protagonista carga con todo el peso de la trama, hasta casi alcanzar el hastío. Por otra parte, resulta muy evocadora la reconstrucción (y suposición) de la vida nativa de los hispanos, sus costumbres, supersticiones y ceremonias, recreadas en esta novela con mayor profusión que en aquellas dos que complementa.


Sertorio. Un general contra RomaSertorio. Un general contra Roma

Tras la muerte de Viriato, habrá de ser un general extranjero, exiliado de su tierra y elegido como caudillo por los propios hispanos, quien lidere las campañas bélicas más exitosas frente a Roma. Desde su aclamación por sus primeras victorias militares hasta su asesinato, se cuenta su historia mediante narradores en primera persona en lo que resulta, a grandes rasgos, una amena novelización de las Vidas paralelas de Plutarco.

Este capítulo final de la trilogía hace menos hincapié en los elementos divinos y algo más en las intrigas políticas y las victorias militares del general, nombrando multitud de personajes pero sin recrearse en subtramas innecesarias.

Aparece de nuevo la figura de Viriato, mencionada de pasada aunque tal vez en exceso, por sus evidentes similitudes con el general romano. A diferencia de aquel, en esta ocasión sí se aprecia un cierto tono crítico en los últimos pasajes, logrando evocar a Sertorio como un personaje más dimensional, cercano a la realidad, y menos como una leyenda viva.

Anuncios

¿Algo que comentar sobre la entrada?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s