Licantropía, literatura, cine, juegos de rol… y otros delirios

Otter, el heredero espiritual del navegador Opera

Quienes llevamos algún tiempo usando la (hasta entonces) genial suite de navegación de la compañía noruega Opera Software despedimos el año pasado con el desencanto de encontrar abandonado su desarrollo en favor de un (por ahora) remozado de Chrome prácticamente carente de prestaciones avanzadas. Pero este año ha comenzado con una noticia bastante positiva en ese sentido.

Otter Browser

El anuncio apareció en Phoronix y no tardó en saltar a Reddit y posteriormente a algunas comunidades de habla no inglesa: un programador polaco ha iniciado un prometedor proyecto, Otter, un navegador controlado por el usuario, y no al contrario, según lleva por lema. Es evidente que el autor pretende cubrir un nicho dejado al desaparecer la vieja generación de Opera, sumándose así a la lista de los (escasos) navegadores semejantes (Maxthon -del que, al parecer, también podría heredar algún rasgo-, Sleipnir, Avant y SlimBrowser) orientados a usuarios avanzados o que requieren multitud de funcionalidades de serie.

Al parecer la idea es programar un navegador modular que recree la experiencia de uso del Opera clásico, puliendo detalles en aquellas características que quedaron desfasadas o simplemente dadas de lado. Avisa el autor que Otter no pretende ser un simple clon de Opera, principalmente por la inviabilidad de implementar algunas funciones, pero también indica que le gustaría integrar características que muchos echamos en falta en “ChrOpera”, como un gestor de correo integrado y el panel de herramientas lateral.

Otter será gratuito, como es habitual en el mercado de los navegadores, pero también de código abierto, a diferencia de los anteriormente citados. Evidentemente esto permitiría un mayor soporte potencial de plataformas, otra característica muy de agradecer por parte de quienes usen sistemas operativos minoritarios. De momento sólo parece haber sido probado en Windows y Linux.

Otter

Está siendo desarrollado mediante la plataforma Qt 5 y emplea Webkit, aunque se ha planeado añadir soporte para Blink y tal vez otros motores de renderizado a medida que avance el desarrollo. Según indica el único programador del proyecto (sin vinculación con Opera Software), espera publicar una versión beta para marzo, si bien tras apenas un par de meses de trabajo ya se encuentra disponible una primera precompilación en estado alfa.

Aún es pronto para dar nada por sentado, pero en vista de los resultados parece un prometedor proyecto que a todo usuario de Opera clásico convendría seguir de cerca.

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Vivaldi, un navegador web para nuestros amigos | A catharsis of transfiguration

¿Algo que comentar sobre la entrada?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s